(34) 972100400 Whatsapp (34) 653932323

Tossa de Mar

Tossa de Mar

Tossa de Mar

 Tossa de Mar

La playa Mar Menuda

La playa Mar Menuda

Tossa es conocida desde la época romana, en que se llamaba Turissa. En la bahía de Tossa hay un pequeño promontorio en plena playa, en el que se sitúa un recinto amurallado medieval, llamado la Villa Vella, que cuenta con siete torres circulares. Se estima su origen en el siglo XII, y fue construido para evitar los ataques de piratas. En su interior se encuentran los restos de una iglesia y el palacio del gobernador del siglo XIV.

Cerca del recinto se encuentran los hallazgos arqueológicos de lo que fuera una Vila Romana del siglo IV, la ’Villa Romana de los Almendros’. Posee un museo municipal dentro del propio recinto, con colecciones arqueológicas, de pintura local y extranjera, escultura y vidrio.

En los años 1950, Ava Gardner y James Mason llegaron a la pequeña localidad para rodar "Pandora y el holandés errante", y eso le dio cierta fama al pueblo. En la película la localidad fue bautizada como "Esperanza".

Marc Chagall la bautizó con el mágico nombre de "El Paraíso azul" en 1933.

Tossa de Mar esta considerada como una de las zonas más bellas del litoral Mediterráneo por la espectacularidad de sus paisajes. Considerada en efecto como el pequeño "Paraíso Azul", nos sorprende con sus playas y calas de aguas cristalinas.

Lugares de interés:
• Murallas de la Vila Vella
• La Torre de Can Magi
• La Casa Sans
• La Capilla de la Virgen del Socorro
• Villas Romanas
• La Iglesia de San Vicente
• El Hospital de San Miguel


La Cocina de Tossa
Los restaurantes de Tossa de Mar ofrecen una extensa y variada gastronomía mediterránea.

El pescado y marisco frescos son indudablemente los productos estrella en la gastronomía de Tossa. Una cocina a base de pescado pero con una gran presencia de hortalizas y carnes, a menudo cocinados en cazuela, sobre la base de unos sofritos, y el toque final proporcionado por las picadas tan características.

De las recetas más famosas de Tossa de Mar se pueden destacar el cim i tomba, un guiso de rape o los fideos a la cazuela, y en repostería, el dulce más tradicional son los buñuelos de viento.

En Tossa, la cocina casera se ha trasmitido de madres a hijas, pero también de patrones de pesca a jóvenes marineros, recetas de antaño que podemos degustar en la que posiblemente sea, la villa más romántica de la Costa Brava.